El poblado de Homún es famoso por su gran variedad de cenotes, que conforme pasa el tiempo los más reconocidos se han modernizado convertidos en paradores, con servicios más amplios e infraestructura más moderna, sin embargo, cada día surgen nuevos cenotes vírgenes que abren al público y este es el caso del cenote Maní Chan.

Es una gruta con cenote muy amplio y lleno de sorpresas que a simple vista no puedes apreciar, pero que conforme vas avanzando sus guías irán resaltando cada uno de sus hermosos detalles.

Cenote Maní Chan en Homún Yucatán

Al ingresar del lado izquierdo se puedes ver una pequeña abertura que es una cueva, en la que destacan unas incrustaciones de piedra muy bien apiladas como barda que seguramente fueron colocados por sus antiguos habitantes que encontraron su hogar en este lugar. Es posible acceder a esta cueva, bajando con mucho cuidado y agachando la cabeza te asombrara ver su bóveda plagada de estalactitas que cotean constantemente, algunas paredes están repletas de conchas de mar algo que también es inusual ver en un cenote. Tiene agua poco profunda en el que puedes remojarte los pies y sentarte a disfrutar de las formaciones que el agua mineralizada va formando por todas partes del lugar.

Cenote Maní Chan en Homún Yucatán

Siguiendo el camino de entrada veremos más claramente un banco de arcilla que es muy extraño encontrar en los cenotes, pero que sin embargo aquí es posible obtenerlo, mismo que es utilizado para faciales de belleza y exfoliación del cuerpo, sin embargo, también se utiliza para la creación de utensilios como vasijas, mismas que se han encontrado en este lugar y que se han colocado para que puedas admirarlas.

Al dar la vuelta podremos apreciar una columnata que es la unión de una estalagmita con una estalactita del lado derecho y del lado izquierdo puede verse una gran piedra que nombra a este maravilloso lugar Maní Chan que significa “Pasos Pequeños” y esto es porque esta piedra cuenta con unos pequeños escalones que se cree que fue la entrada principal para llegar a las dulces aguas del cenote y fueron utilizada por sus antiguos habitantes.

Cenote Maní Chan en Homún Yucatán

A primera vista es muy impactante el contraste de colores de las rocas en tonos naranjas que rodean el agua cristalina de color verdes esmeralda, simplemente te deja anonadado y con un gran sentimiento de lo maravilloso que es la naturaleza. Tiene una profundidad de 15 metros y contiene una cueva en la que los buzos pueden recorrer kilómetro y medio, además de tener una pequeña gruta que por el momento no es posible acceder debido a que el nivel del agua esta elevado por la reciente época de lluvias. Otro detalle a destacar es que sus aguas son cálidas a diferencia de otros cenotes, al ingresar para nadar en ella es tan irreal ver tan claramente el interior dándote la sensación de estar flotado.

Si deseas tener una vista panorámica del lugar puedes ascender por los escalones pequeños y asomarte en un orificio desde arriba y apreciar su belleza en todo su esplendor.

Como aun el Cenote Maní Chan está iniciando no cuenta con todas las comodidades, pero si con la atención y el compromiso de sus guías para que pases momentos agradables. Muy pocos lugares ofrecen el servicio de acampar y pasar una noche rodeado de la naturaleza y tener una vista espectacular de las estrellas, aquí si es posible realizarlo.

  • El acceso es de $50 pesos por persona.
  • Tour de 3 cenotes $380 pesos por persona, puedes recorrerlo en bicicleta, moto taxi , en tu propio vehículo.
  • También puedes recorrerlo en cuatrimoto con previa reservación.

Información de Contacto.

Cel: 9994204852

Facebook Oficial Cenote Manichan


Contactar a Cenote Mani Chan