close

Localizado a tan solo 5 minutos de Tulum, este impresionante cenote se encuentra a tan solo 100 metros de la carretera.

Al llegar al lugar podrás estacionar tu vehículo debajo de la sombra de los árboles, justo enfrente se encuentra una caceta que lleva el control de los visitantes y en donde compraras el acceso a este y al Cenote Escondido que se encuentra enfrente, cruzando la carretera.

Un camino de terracería blanca te llevara a un área de cambiadores, baños y a mesas en donde podrás cambiarte y dejar tus cosas.

Es un cenote abierto, con un diámetro de 40 metros, con una profundidad de aproximadamente 15 metros, el cual se encuentra rodeado de vegetación, sus aguas cristalinas de tonos verdes, y el canto de las aves, crean un ambiente de tranquilidad y paz que disfrutaras mucho.

Cuenta con 3 entradas para refrescarte en sus aguas frescas, sus escaleras de madera te guían a lugares de poca profundidad para que poco a poco te habitués y logres adentrarte a las profundidades. Además de contar con sogas que cubren de lado a lado su superficie, por si necesitas descansar un momento antes de continuar tu recorrido.

En la parte más profunda se construyó una plataforma, para que los más intrépidos puedan

Como sus aguas son cristalinas, con facilidad puedes apreciar los peces que se arremolinan a tus pies, apreciar la vegetación que nace del fondo y que va creciendo en busca de la superficie, troncos caídos, ramas y un sinfín de cosas encontraras en su interior.

En este lugar vienen algunos buzos a practicar, enseñar o simplemente a explorar los secretos que se encuentran muy dentro de este hermoso cenote.